miércoles, 2 de septiembre de 2009

Un libro equivocado

A veces se me acumulan tantos pensamientos que soy incapaz de escribir hasta que consigo ordenarlos por completo. Hace poco mientras paseaba por los pasillos de un establecimiento donde suelo hojear libros encontré uno que me llamo especialmente la atención. Tenía una portada oscura pero con colores vivos y eso fue lo que me hizo cogerlo de la estantería. Empecé a leer la parte de atrás con cierta curiosidad y hubo una frase en concreto con la que me sentí identificada. No creo en el amor a primera vista pero de haber sido así lo hubiera considerado como tal. Así que conforme pasaron los días decidí comprar aquel libro porque necesitaba introducirme entre cada una de sus páginas. No era un libro que en otras condiciones me hubiera llamado la atención pero me arriesgue a apostar por él. Lo empecé con cierta ilusión pero pagina a pagina me fue decepcionando hasta llegar a un punto en el que no quise continuar. A modo de metáfora es la única forma en la que se me ha ocurrido explicar dos frases celebres que dicen lo siguiente: “En la vida nada es lo que parece” y “Quien no arriesga no gana”. Probablemente si no hubiera comprado aquel libro me hubiera arrepentido durante toda mi vida ya que es necesario aceptar que hay veces en las que cometemos el error de confiar en el libro equivocado..

1 comentario:

  1. Otra entrada que me encanta. En realidad creo que me encanta cada frase de este blog, porque me encantan tus pensamientos. Y... esta me recuerda a la tipica frase esa que no recuerdo como era, pero viene a decir que vale más arrepentirse de lo que uno a hecho que de lo que no ha hecho. (Sí, sé que la frase era más bonita, pero así es más clara y concisa). Un besazo.

    ResponderEliminar