miércoles, 21 de octubre de 2009

Cosas que nunca cambian

Durante mucho tiempo fue una persona esencial y no me da vergüenza reconocer que desearía que no hubiese cambiado nunca. Sin embargo a lo largo de nuestra vida hay personas que caminan a nuestro lado para siempre y otras que lo hacen durante un tiempo determinado. A veces no importa el tiempo que dure sino la felicidad recogida en aquellos momentos al lado de esa persona. En un primer momento no podía evitar echar de menos al sentir que poco a poco se estaba distanciando, me sentía decepcionada en todos los sentidos y pensaba que todo había sido una mentira. Recordaba sus palabras Me gustaría que conforme pasaran los años nunca perdiéramos el contacto y me dolía pensar que todo hubiera cambiado. Supongo que en aquel entonces no era consciente que las personas acabamos cambiando, necesitamos conocer a otras personas y continuar haciendo nuestra vida. Nunca supe entender que ella cambio antes de tiempo y que eso no significaba que no le importara o que nunca quisiera volver a saber más de mi. Por eso ahora cada vez que me reencuentro con ella me siento feliz y surge una sonrisa en mí. En este tiempo me ha demostrado que hay amistades que nunca acaban..

2 comentarios:

  1. Quizás algunas cosas si que sean para siempre. Un besazo, petarda.

    ResponderEliminar
  2. Oh, es genial poder descubrir lo que dices en la última frase, pero tan difícil...

    saludos!

    ResponderEliminar